⚠️ Cerramos por semana santa del 28/03 al 01/04

Escaldar en la cocina: Técnica y aplicaciones

la casa de los sabores

En el mundo de la gastronomía, existen numerosas técnicas que pueden realzar el sabor y la textura de diversos ingredientes. Una de esas técnicas es el ‘escaldar’, ampliamente utilizada en diferentes cocinas.

¿Qué es escaldar?

El escaldar es un método culinario que implica sumergir brevemente los alimentos, generalmente verduras, en agua hirviendo. Este proceso es esencial por varias razones, como realzar el color, el sabor y la textura de los alimentos.

Cómo realizar el escaldado

El proceso de escaldar es relativamente simple. Sigue estos pasos para escaldar correctamente:

Preparación de los ingredientes: Comienza reuniendo los ingredientes que deseas escaldar. Esto es comúnmente verduras, pero también se puede aplicar a carnes y pescados en algunas situaciones.

Hervir agua: Llena una olla grande con agua y llévala a ebullición. Asegúrate de que haya suficiente agua para sumergir completamente los ingredientes.

Sal y hielo: Agrega sal al agua hirviendo. Luego, prepara un recipiente con agua y hielo. Este será utilizado para detener el proceso de cocción después del escaldado.

Breve inmersión: Sumerge los ingredientes en el agua hirviendo durante un tiempo breve. El tiempo de escaldado variará según el tipo de alimento. Por ejemplo, las verduras suelen necesitar entre 1 y 4 minutos, mientras que la carne y el pescado pueden requerir más tiempo.

Enfriamiento rápido: Después de escaldar, retira los ingredientes del agua hirviendo y sumérgelos de inmediato en el recipiente de agua con hielo. Esto detendrá la cocción y preservará el color y la textura.

Tiempo de escaldado

El tiempo de escaldado es crucial, ya que determinará el resultado final de tus ingredientes. Aquí hay algunas pautas generales para diferentes tipos de alimentos:

  • Verduras: El tiempo de escaldado varía según el tipo de verdura. Las verduras de hojas verdes suelen necesitar de 1 a 2 minutos, mientras que las más densas, como las zanahorias, pueden requerir de 3 a 4 minutos.
  • Carne: Para escaldar carne, el tiempo variará según el grosor. Por ejemplo, un filete delgado puede necesitar solo 30 segundos, mientras que un corte más grueso requerirá alrededor de 2 minutos.
  • Pescado: El pescado se escalda rápidamente y suele tomar entre 1 y 2 minutos, dependiendo de su grosor.

Técnica de escaldar una verdura para poderla pelar

Una aplicación común del escaldado es la preparación de verduras para pelarlas. Cuando deseas retirar la piel de ciertas verduras, como tomates o pimientos, el escaldado es la técnica ideal. Sigue estos pasos:

  1. Hervir agua y preparar hielo: Llena una olla con agua hirviendo y prepara un recipiente con agua y hielo.
  2. Marcar las verduras: Realiza un corte en forma de “X” en la base de las verduras (tomates, pimientos, etc.). Esto ayudará a que la piel se desprenda con facilidad.
  3. Escaldado rápido: Sumerge las verduras en el agua hirviendo durante 20-30 segundos. No las dejes demasiado tiempo, o se cocinarán en exceso.
  4. Enfriamiento en agua fría: Inmediatamente después de escaldar, sumerge las verduras en el agua con hielo. Esto detendrá la cocción.
  5. Pela las verduras: Una vez enfriadas, la piel de las verduras se desprenderá fácilmente.

¿Por qué escaldar antes de congelar un alimento?

El escaldado es una etapa importante si planeas congelar tus ingredientes, ya que ayuda a mantener su calidad durante el almacenamiento. Cuando congelas alimentos sin escaldar, pueden sufrir cambios en textura y sabor debido a la acción de las enzimas. El escaldado detiene este proceso enzimático y mantiene la frescura de los alimentos.

Escaldado de carne

Aunque el escaldado se asocia comúnmente con verduras, también se puede aplicar a la carne. Escaldar carne brevemente antes de cocinarla puede ayudar a eliminar impurezas y lograr una textura más tierna.

  1. Preparación de la carne: Corta la carne según sea necesario.
  2. Hervir agua: Llena una olla con agua y llévala a ebullición.
  3. Escaldar la carne: Sumerge la carne en el agua hirviendo durante unos minutos, el tiempo variará según el tipo de carne y su grosor.
  4. Enfriamiento rápido: Después del escaldado, enfría la carne en agua con hielo.
  5. Cocina a tu gusto: Ahora que la carne ha sido escaldada, puedes cocinarla de la manera que prefieras.

En el caso concreto de la carne, el proceso de escaldar puede cumplir diversos propósitos:

Conservar la frescura: Escaldar la carne previamente a su almacenamiento puede contribuir a disminuir la presencia de bacterias en su superficie y extender su vida útil.

Hacerla más tierna: Algunos tipos de carne, como las vísceras, pueden ser sometidos a un breve escaldado con el fin de ablandar los tejidos y facilitar su preparación.

Eliminar impurezas: El escaldado también se emplea para limpiar y deshacerse de microorganismos presentes en las vísceras antes de cocinarlas y servirlas.

Escaldar pescado

El escaldado del pescado es una técnica popular para preservar su frescura y sabor. Sigue estos pasos para escaldar pescado:

  1. Preparación del pescado: Lava y corta el pescado según tus necesidades.
  2. Hervir agua: Llena una olla con agua y llévala a ebullición.
  3. Escaldar el pescado: Sumerge el pescado en el agua hirviendo durante 1-2 minutos, dependiendo del grosor.
  4. Enfriamiento rápido: Después del escaldado, enfría el pescado en agua con hielo.
  5. Preparación y cocina: Ahora puedes preparar y cocinar el pescado a tu gusto, sabiendo que su frescura está garantizada.

Uno de los beneficios de escaldar el pescado es obtener una textura uniforme y atractiva presentación: Una de las ventajas clave radica en su capacidad para permitir la fácil eliminación de la piel del pescado después de aplicar la técnica. Esto deja la carne suave y sin imperfecciones, con un color uniforme y un atractivo aspecto.


Diferencia entre escaldado y escalfado

A menudo, las personas confunden los términos “escaldar” y “escalfar”, pero son técnicas culinarias distintas. La principal diferencia radica en el uso de agua hirviendo en el escaldado y agua a una temperatura más baja en el escalfado. El escaldado se utiliza principalmente para blanquear y preservar la calidad de los alimentos, mientras que el escalfado es una técnica de cocción más suave en la que los alimentos se cocinan a fuego lento en líquido.

Descubre más sobre la técnica del escalfado:

Diferencia entre escaldar y blanquear

Como comentamos anteriormente, escaldar es una técnica culinaria que se utiliza para ablandar, quitar color o limpiar alimentos. Aunque a veces se confunde con el término blanquear, son ligeramente distintos.

Blanquear: Esta técnica consiste en someter un alimento a un breve escaldado durante unos minutos, con el propósito de ablandarlo y realzar su color. Puede llevarse a cabo utilizando agua caliente o fría. Por ejemplo, al blanquear verduras, las cocinamos brevemente en agua hirviendo y luego las sumergimos en agua fría para detener la cocción, lo que contribuye a preservar su color vibrante y textura.

Escaldar: Por otro lado, escaldar implica sumergir algo en agua hirviendo, generalmente para endurecer tejidos, eliminar impurezas o facilitar el pelado. En la mayoría de los casos, se utiliza agua en constante ebullición. Por ejemplo, al escaldar verduras antes de congelarlas, las sumergimos brevemente en agua hirviendo para desactivar las enzimas y luego las enfriamos rápidamente.

En resumen, blanquear es una variante más suave y breve de escaldar, y ambos términos se emplean en la cocina con diferentes propósitos. Siempre es crucial entender qué resultado deseamos lograr antes de aplicar estas técnicas.

El escaldado es una técnica culinaria esencial que puede mejorar la calidad de tus ingredientes y preparaciones. Ya sea para realzar el color de las verduras, pelarlas con facilidad, preservar alimentos antes de congelarlos o mejorar la textura de la carne y el pescado, el escaldado tiene una amplia gama de aplicaciones en la cocina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si te ha gustado Escaldar en la cocina: Técnica y aplicaciones en nuestro blog tenemos otros artículos que te pueden interesar: