⚠️atención: Permaneceremos cerrados del 18/12 al 01/01

Técnica de salteado: Pasos esenciales y consejos útiles

la casa de los sabores

El salteado es una técnica culinaria que ha conquistado paladares en todo el mundo. Se destaca por su simplicidad, frescura y versatilidad en la cocina. ¿Qué hace que esta técnica sea tan especial? En el siguiente artículo te lo explicamos.

salteado. Técnica de cocina

¿Qué es el salteado?

El salteado es un método de cocción rápido y saludable que implica cocinar ingredientes frescos a fuego alto en un wok o sartén. La clave está en el calor intenso y la agitación constante, manteniendo los ingredientes crujientes y llenos de sabor.

En el salteado, los alimentos se cortan en trozos pequeños y se cocinan en poco tiempo, lo que ayuda a conservar su frescura, textura y nutrientes. Los ingredientes se agregan en etapas, comenzando con aquellos que necesitan más tiempo de cocción y luego añadiendo los más delicados para evitar que se sobrecuezan.

Esta técnica se utiliza comúnmente en la preparación de una amplia variedad de platos, desde salteados de vegetales frescos y coloridos hasta salteados con proteínas como pollo, carne o mariscos, combinados con una variedad de condimentos y salsas para realzar los sabores.

Origen e historia del salteado

El origen del salteado se remonta a la antigua China, donde esta técnica culinaria comenzó a tomar forma y se convirtió en una práctica común en la cocina asiática. Esta técnica se desarrolló hace miles de años y ha perdurado a lo largo del tiempo, convirtiéndose en una parte esencial de la gastronomía china y extendiéndose luego a otras culturas culinarias.

El salteado inicialmente se llevaba a cabo en un wok, un recipiente de forma cóncava con una base redondeada, diseñado para distribuir uniformemente el calor. Los chefs chinos descubrieron que cocinar alimentos rápidamente a fuego alto en este tipo de utensilio conservaba la frescura y los sabores naturales de los ingredientes, además de preservar sus nutrientes.

Con el tiempo, el salteado se extendió más allá de las fronteras chinas y se integró en diversas cocinas alrededor del mundo. Su versatilidad y capacidad para realzar los sabores de los ingredientes lo han convertido en una técnica culinaria popular y apreciada en numerosas culturas gastronómicas.

Beneficios del salteado

  • Texturas y sabores intensos: Al cocinarse rápidamente, los ingredientes conservan su textura crujiente y sabores frescos, creando platos con contrastes de texturas y sabores más marcados.
  • Variedad y versatilidad: Permite combinar una amplia gama de ingredientes, desde vegetales frescos hasta proteínas magras, creando platos versátiles y adaptables a diferentes gustos y preferencias alimenticias.
  • Tiempo de preparación rápido: Es una técnica culinaria ágil, ideal para aquellos momentos en los que se busca una comida rápida y saludable sin sacrificar el sabor ni los nutrientes.
  • Sabores potenciados: La rápida cocción resalta y potencia los sabores naturales de los ingredientes, creando platos más intensos y aromáticos.
  • Favorece la creatividad: Al permitir combinar una gran variedad de ingredientes, invita a la experimentación culinaria y a la creación de nuevas recetas con sabores únicos.

Beneficios para la salud

El salteado no solo combina frescura y sabor, sino que también ofrece una serie de beneficios para la salud:

Nutrición en el salteado

Al cocinar rápidamente a altas temperaturas, se retienen más nutrientes en comparación con otros métodos de cocción prolongados. Los vegetales mantienen su frescura y propiedades, proporcionando una dosis máxima de vitaminas y minerales.

Ventajas para la salud

Este método de cocción minimalista reduce el uso de aceite, lo que lo convierte en una opción más ligera y saludable. Además, al preservar la textura crujiente de los alimentos, se evita el exceso de cocción que puede disminuir el valor nutricional.

Cómo hacer un salteado

Saltear es una técnica de cocción rápida y sencilla que se realiza en una sartén o wok a fuego alto. Aquí te detallamos la técnica:

  1. Preparación de ingredientes: Corta tus ingredientes en trozos pequeños y uniformes para que se cocinen de manera pareja.
  2. Calentar la sartén: Coloca la sartén o wok a fuego alto y deja que se caliente durante unos minutos. Añade una pequeña cantidad de aceite (puede ser de oliva, girasol o el que prefieras) y deja que se caliente también.
  3. Agregar ingredientes: Añade primero los ingredientes que necesitan más tiempo de cocción, como las carnes o vegetales más duros. Es importante no sobrecargar la sartén para que los alimentos se cocinen de manera uniforme.
  4. Movimiento constante: Utiliza una espátula o utensilio adecuado para remover constantemente los ingredientes. El movimiento constante asegura que se cocinen de manera rápida y uniforme, evitando que se quemen.
  5. Sazón: Agrega condimentos, sazonadores o salsas a gusto para realzar el sabor de tu salteado. Puedes usar salsa de soja, jengibre fresco, ajo, entre otros, para darle un toque especial.
  6. Tiempo de cocción: El salteado es rápido, en cuestión de minutos los ingredientes estarán listos. Es importante no sobre cocinarlos para conservar su frescura y textura crujiente.

Material necesario para saltear

  • Sartén o Wok: Es fundamental contar con una sartén o wok de buena calidad. El wok es ideal ya que su forma permite que los alimentos se cocinen de manera uniforme debido a su superficie amplia y laterales altos.
  • Aceite: Utiliza un aceite que puedas calentar a altas temperaturas sin que se queme, como el aceite de girasol, de maíz, de cacahuete o de sésamo. Asegúrate de no utilizar cantidades excesivas, solo lo suficiente para cubrir ligeramente el fondo de la sartén.
  • Ingredientes frescos: Opta por una variedad de vegetales frescos como pimientos, brócoli, zanahorias, champiñones, cebollas, ajo, entre otros. También puedes agregar proteínas como pollo, carne, camarones o tofu.
  • Utensilios de cocina: Necesitarás una espátula o pinzas para remover los ingredientes en la sartén. Es importante contar con utensilios que no dañen el revestimiento antiadherente de la sartén.
  • Condimentos, sazonadores y salsas: Ten a la mano condimentos que desees agregar para realzar el sabor. Las salsas como la salsa de soja, salsa teriyaki o salsa de ostras también son excelentes para darle ese toque especial a tu salteado.

Suegerencias para potenciar tus salteados:

El tiempo necesario para saltear un alimento

El tiempo necesario puede variar dependiendo del tipo de ingrediente y su tamaño. Sin embargo, el salteado en sí es una técnica de cocción rápida, por lo que suele tomar entre 3 a 7 minutos en promedio.

Los vegetales, por lo general, requieren menos tiempo, alrededor de 3 a 5 minutos, para mantener su textura crujiente y color vibrante. Es importante cortar los vegetales en trozos uniformes para que se cocinen de manera homogénea.

En el caso de las carnes, el tiempo puede variar según su grosor y el nivel de cocción deseado. Por ejemplo, trozos pequeños de pollo o carne de cerdo pueden cocinarse en aproximadamente 5 a 7 minutos, mientras que los langostinos o pescados más delgados pueden tardar aún menos, alrededor de 3 a 4 minutos.

La clave está en mantener un fuego alto, mover constantemente los ingredientes y estar atento a su apariencia y textura para evitar sobrecocinarlos. El objetivo es lograr que los alimentos estén cocidos pero aún jugosos y frescos.

Tipos de salteados en la cocina

  1. Salteado japonés (Yakimeshi): Este salteado japonés incluye arroz frito con una combinación de vegetales frescos, camarones, pollo o carne, sazonados con salsa de soja y a veces huevo batido.
  2. Salteado mexicano: En la cocina mexicana, se preparan salteados conocidos como “alambres”. Estos incluyen trozos de carne asada o pollo salteados con pimientos, cebollas, tomates y queso. Se sirven típicamente en tortillas de maíz o acompañados de arroz y frijoles.
  3. Salteado de pescado en estilo Thai: La cocina tailandesa ofrece salteados de pescado con una mezcla de hierbas aromáticas, leche de coco, pasta de curry y vegetales frescos como berenjenas, calabacines y pimientos. Es una combinación sabrosa y aromática.
  4. Salteado de carne a la Italiana: En la cocina italiana, se preparan salteados con cortes finos de carne como filete de res o cerdo, salteados con aceite de oliva, ajo, tomates cherry y hierbas como albahaca y orégano. Se suele servir con pasta o sobre una cama de verduras.
  5. Salteado de tofu en estilo coreano: La cocina coreana tiene salteados que destacan el tofu como ingrediente principal. El tofu se saltea con salsa de soja, ajo, jengibre y otros condimentos coreanos, acompañado de vegetales frescos y arroz.
  6. Salteado de verduras al estilo francés: En la cocina francesa, se preparan salteados de verduras con mantequilla, hierbas provenzales y a veces un toque de vino blanco. Las verduras frescas se cocinan rápidamente para resaltar sus sabores naturales.
  7. Salteado mediterráneo: En esta variante, se utilizan ingredientes típicos de la región mediterránea, como aceitunas, tomates, hierbas aromáticas como el orégano y el tomillo, además de aceite de oliva. Se combina con verduras frescas y a menudo se incluyen proteínas como el cordero o el pescado.

Elección de ingredientes y técnica para saltear

Salteado al estilo asiático: Este es el salteado clásico que se originó en China y se extendió por toda Asia. Se caracteriza por el uso de ingredientes frescos como vegetales variados, proteínas como pollo, carne o mariscos, y condimentos como salsa de soja, jengibre y ajo. Es rápido y se cocina a fuego alto, conservando la frescura y textura crujiente de los ingredientes.

Salteado oriental con fideos: Este salteado incluye fideos de arroz o de trigo, combinados con una mezcla de vegetales frescos, tofu o carne, y una mezcla de salsa de soja y otros condimentos orientales. Es una opción popular en la cocina asiática, especialmente en la cocina tailandesa y vietnamita.

Salteado de mariscos: Se concentra en la combinación de una variedad de mariscos como gambas, calamares, mejillones, entre otros, salteados con vegetales y condimentos. Suele ser ligero y fresco, resaltando los sabores del mar.

Salteado vegetariano o vegano: Se centra en vegetales frescos, tofu, legumbres cocidas o proteínas vegetales, y una variedad de condimentos y salsas que realzan los sabores sin necesidad de ingredientes de origen animal.


Desde la cocina asiática tradicional hasta las adaptaciones en la cocina mediterránea, el salteado ha dejado una marca significativa en la gastronomía global.
La practicidad, el sabor y la rapidez han llevado al salteado a convertirse en una opción popular para aquellos que buscan comidas rápidas, saludables y sabrosas en cualquier rincón del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si te ha gustado Técnica de salteado: Pasos esenciales y consejos útiles en nuestro blog tenemos otros artículos que te pueden interesar:

Cómo hacer Pastrami - Qué es el pastrami

Cómo hacer Pastrami

Hoy os explicamos cómo hacer Pastrami en esta receta paso a paso y con enlace a cada producto Guthaus que hemos utilizado.

Leer más »