⚠️ Cerramos por semana santa del 28/03 al 01/04

Torrija con café y canela

Logo guthaus
torrija con canela y café

Torrija con café y canela

Autor: Álvaro Muñoz
Deliciosa receta versionada de torrija hecha de brioche, helado de anís y canela acompañado de toques de café.

Material Necesario

  • Bol
  • Colador de malla
  • Batidora de mano
  • Cazo
  • Manga pastelera
  • Placa de horno
  • Soplete
  • Moldes para pan
  • Rasqueta de plástico
  • Sartén antiadherente

Ingredientes
  

Brioche

  • 515 gr Harina de panadería
  • 9 gr Levadura de panadería
  • 120 ml Leche entera
  • 450 gr Mantequilla
  • 5 und Huevos
  • 35 gr Azúcar

Remojo

  • 500 ml Nata
  • 500 ml Leche de oveja
  • 150 gr Azúcar
  • 3 gr Canela

Caramelo de café

  • 250 ml Café
  • 100 gr Azúcar

Helado de canela y anís

Crema de café

Trampantojo de canela

Toques

  • Azúcar
  • Miel en polvo

Elaboración
 

Brioche

  • En primer lugar, elaborar el pie de fermento. Mezclar 65 gr de harina, 9 gr de levadura y 120 ml de leche entera a 35 ºC, mezclar en un bol y tapar con film. Dejar reposar a temperatura ambiente 20-30 minutos. Mezclar los huevos y añadirlos al bol.
  • En otro recipiente mezclar el resto de la harina, el azúcar y una pizca de sal. Mezcla todo y amásalo brevemente hasta hacer una bola, déjala reposar tapada con un paño 10 minutos. Enharina la mesa y amasa mientras le vas incorporando trozos de mantequilla (Tº ambiente) gradualmente mientras amasas.
  • Cuando termines con la mantequilla deberá quedar una masa lisa, uniforme, blanda y ligeramente pegajosa. El proceso de amasado deberán ser unos 20-25 minutos aproximadamente. Forra una bandeja con papel sulfurizado, extiendo la masa en la bandeja y tápala con film. Dejar reposar en nevera 12 horas.
  • Dale forma y tensión al brioche y colócalo en un recipiente de horno tipo pan de molde untado en mantequilla y harina para que no se pegue. Déjalo fermentar en un lugar cálido hasta que doble su tamaño (2-3 hs). Píntalo con un huevo batido y hornea a 165 °C con 50% de humedad durante 45 minutos, a corazón de producto tiene que llegar a 85 – 88 °C.

Remojo

  • Realizar una mezcla todos los ingredientes y calentar hasta que se diluya en azúcar. Dejar enfriar en una bandeja amplia.
  • Caramelo de café
  • Mezclar los ingredientes y calentar hasta formar un caramelo.

Helado de canela y anís

  • Mezclar todos los ingredientes menos el neutro. Subir a hervor y dejar infusionar 1 hora, cuando baje a 40 °C, añadir el neutro y mezclar con batidora de mano. Dejar reposar en nevera 12 horas. Turbinar helado.

Crema de café

  • Mezclar las yemas con el azúcar y batir hasta que blanqueen. Añadir el almidón de patata caliente y mezclar. Añadir la leche con el café y mezclarlo todo. Calentamos en una olla sin dejar de remover hasta hervor. Dejar reposar en una manga en la nevera.

Trampantojo de canela

  • Mezclar todos los ingredientes en frío, el color debe quedar marrón. Calentar una sartén antiadherente a fuego medio, verter una fina capa de la mezcla y dejar que se evapore hasta que forme una fina capa de leche. Con ayuda de una rasqueta de goma, levantar por una esquina la corteza de leche y enrollarla con delicadeza hasta formar un canutillo. Dejar secar a temperatura ambiente.

Toques

  • Cortamos unos pedazos gruesos de brioche y los mojamos en el remojo hasta que queden bien empapados. Planchamos en una sartén con un poco de aceite por ambas caras. Colocamos una fina capa de crema de café sobre la torrija y espolvoreamos una mezcla de azúcar y miel en polvo, sopleteamos hasta crear la corteza de azúcar. Colocamos el resto de ingredientes a nuestro gusto.
Imprimir Receta

Las torrijas son una tradición asociada a la Semana Santa en España. Este dulce, que tiene sus raíces en tiempos antiguos, siendo parte integral de la gastronomía española desde hace siglos. La Semana Santa, con sus rituales religiosos y tradiciones culinarias, brinda el escenario perfecto para disfrutar de estas delicias.

El origen de las torrijas en Semana Santa

La historia de las torrijas se remonta a la época medieval, cuando las comunidades cristianas de España adaptaron la receta de la gastronomía árabe. Originalmente, las torrijas eran una forma de aprovechar el pan duro, remojándolo en leche o vino y luego friendo para obtener un dulce exquisito.

Durante la Cuaresma, época de ayuno y abstinencia, las torrijas se convirtieron en un alimento popular debido a su simplicidad y su capacidad para proporcionar energía y saciar el hambre. Sin embargo, fue durante la Semana Santa cuando estas delicias alcanzaron su máximo esplendor, ya que se preparaban como un dulce especial para celebrar la Pascua.

Una versión creativa: Torrija de café y canela

Esta inspiración en la torrija añade una capa de complejidad y sofisticación a la receta original, atrayendo a aquellos que buscan nuevas experiencias gastronómicas sin perder de vista la esencia de lo tradicional.

El trampantojo de canela añade un toque de innovación y sorpresa a la receta gracias a su sencilla preparación y su impactante efecto visual. Esta técnica culinaria, que puede parecer complicada a simple vista, en realidad es bastante fácil de realizar.

La facilidad radica en la simplicidad de los ingredientes y pasos necesarios para crear este trampantojo. Con solo unos pocos ingredientes, como la leche de oveja, la leche en polvo, el brunal (salsa París o colorante caramelo) y la canela en polvo, y unos simples pasos de preparación, puedes transformar estos elementos en una ilusión que dejará a todos asombrados.

La torrija con café y canela es una deliciosa versión moderna de un clásico, que combina la tradición de este dulce con toques innovadores y creativos. Desde su origen humilde de cocina de aprovechamiento hasta su evolución actual, las torrijas son parte integral de la cultura culinaria española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valorar la receta




Si te ha gustado Torrija con café y canela en nuestro blog tenemos otros artículos que te pueden interesar:

tecnica de cocina de escalfado

Técnica de Escalfado: Conservando Textura y Sabor

El escalfado es una técnica culinaria que merece un lugar destacado en tu repertorio de cocina. Sus beneficios, que incluyen la conservación de la textura y el sabor, una cocción uniforme y la capacidad de infundir sabores, entre otros.

Leer más »